Autor Tema: 5 extrañas religiones en los videojuegos  (Leído 1428 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Rock Lee

  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 1118
    Ingreso: Enero de 2014
  • Sexo: Masculino
  • ar
  • Digitalizando tu Mundo
    • Ver Perfil
    • La nueva era del conocimiento
5 extrañas religiones en los videojuegos
« on: 02 Febrero de 2014, 11:09 pm »

A primera vista, la religión y los videojuegos no están muy relacionados; sin embargo, muchísimos títulos han empleado la espiritualidad humana para construir y sustentar su ficción. Desde cultos oscuros hasta nobles iglesias que luchan contra el mal, prácticamente todos los tipos y aspectos de las organizaciones religiosas han sido representados de alguna forma. Este es un breve repaso por algunas de las religiones y cultos más interesantes en el entretenimiento electrónico.

5. Los Iluminados – Resident Evil 4



Muchos consideran este título como el parteaguas de la franquicia. La realidad es que, a partir de aquí, la serie comenzó a adoptar lentamente el género de acción en tercera persona. Pero un cambio más importante aún es que este es un Resident Evil sin zombies ni virus. Las “plagas”, parásitos ancestrales que hibernaban en un castillo rural español, son un antagonista más desafiante que los lentos y torpes muertos vivientes.

Los Iluminados son una religión con cientos de años de antigüedad dedicada en cuerpo y alma a estos parásitos. Ser infectados con ellos forma una parte esencial de su devoción espiritual. Osmund Saddler, líder de la iglesia y principal antagonista del juego, convence al iluso Ramon Salazar, octavo castellán de la fortaleza donde descansan las plagas, a excavarlas e infectar con ellas a los miembros del culto.

El resultado de sus travesuras son los hechos que se desarrollan en Resident Evil 4. A medida que el juego progresa, descubriremos más detalles sobre la naturaleza terrible de las plagas y lo que este asqueroso inquilino es capaz de hacer al cuerpo humano. ¿Mi recomendación? Seas religioso o no, desparasita a tu familia 2 veces al año.

4. Tú — Black & White


Antes de los Fables y los extraños experimentos con Kinect, Lionhead Studios, dirigidos por el siempre intrépido Peter Molyneux, desarrollaron su fantástico juego debut. Conocido como Black & White, la idea era muy sencilla (aunque algo sacrílega): eres dios.

¿Y qué podría necesitar dios si es onmipotente? Para establecer los necesarios límites del juego, tu poder se medía a partir del número de creyentes que te seguían. Bajo este modelo autosuficiente de feligrés y divinidad, debías entonces poner manos a la obra y realizar milagros para producir el asombro o el temor de tus seguidores.

Podías ser despiadado y lanzar a los pobres mortales hacia el mar o tan lejos que, lentamente, se iban haciendo pequeños hasta salir del campo de visión. Recuerdo pasar días enteros arrojando árboles sobre las aldeas, castigando con rayos y relámpagos a los infieles y... me estoy dejando llevar demasiado. El título, “blanco y negro”, remitía a la posibilidad de actuar con benevolencia o maldad para ganar creyentes.

Es una lástima que la serie lleve muerta desde 2006. Tal vez su ingenuo planteamiento y una ejecución no siempre brillante ahuyentaron a los posibles interesados en jugar a ser dioses. Eso, o tal vez el licenciamiento divino es simplemente muy caro.

3. The Children of Atom - Fallout 3


De la boca del peculiar confesor Cromwell, quienes arriben a Megaton, recibirán las enseñanzas de los hijos del átomo, un culto que florece en el año 2277 en torno a una bomba atómica que nunca explotó.

Podríamos pensar que la religión no tiene cabida en un mundo postapocalíptico asolado por la radiación; sin embargo, durante la crisis es cuando más relevancia cobra su función en la sociedad. Los hijos del átomo creen que cada bomba atómica contiene en su interior un universo entero. Por lo tanto, conciben la explosión nuclear como un acto creador y no destructivo.

Para ellos, los ghouls —enemigos clásicos de la franquicia— son seres que han sido elegidos para diseminar la palabra del átomo. Quienes se niegan a hacerlo y a aceptar su resplandor, según este culto, se transforman en salvajes agresivos, carentes de razón y que se guían por sus bajos instintos. Para los hijos del átomo, cuando una bomba nuclear explota, una infinidad de universos son creados y su “brillo” —la encarnación terrena del átomo— es capaz de unificarnos a todos.

A medida que avances en Fallout 3, encontrarás a un extraño que te dará la opción de armar y hacer explotar la bomba atómica de Megaton. Si decides hacerlo, volarás la ciudad entera y, con ella, a todos sus habitantes. Seguramente, si pudieran, los hijos del átomo te agradecerían desde la otra vida haberlos reunido con “el brillo”.

2. Happy Happyism — Earthbound



Fundada por Mr. Carpainter, el Happy Happysim tiene un objetivo muy específico y poco convencional: pintar todo el mundo de azul. El tranquilo lugar conocido como Peaceful Rest Valley es el hogar de extraño culto que adora al color azul. Sus miembros de rango más bajo son los encargados de "transmitir" la felicidad por todos lados. Eso significa pintar todo (edificios, árboles, animales) de este color.

Mr. Carpainter no sólo es el líder religioso de esta organización, también deberás enfrentarlo en el juego. Este era un tipo normal hasta que obtuvo la estatua Evil Mani Mani. Entonces, decidió fundar el Happy Happyism. Los miembros de este culto visten de azul y utilizan, en la versión japonesa original de Mother 2, capas con las letras “HH”. Este detalle fue removido del juego posteriormente debido a las semejanzas con las túnicas del Ku Klux Klan, que portaban las letras “KKK”.

Hay quienes dicen que el Happy Happyism está basado en el sombrío culto extremista japones Aum Shinrikyo, responsable de los ataques con gas sarín al metro de Tokio, pues sus miembros también visten de azul y promueven, al menos en el exterior, la búsqueda incansable de la felicidad. Aunque Earthbound suele ser percibido como un título inocente, no faltan las leyendas urbanas sobre cosas inenarrables escondidas detrás de su fachada infantil.

1. Unitology — Dead Space


Fundada por accidente por Michael Altman, la unitología predica que a través del poder de un artefacto conocido como The Marker seremos reunidos en el cielo después de la muerte. En la realidad, el pobre Altman fue un científico del siglo 23 que formó parte del equipo que descubrió el misterioso artefacto.

¿Por que me refiero a él con lástima? Tengo buenas razones. Para empezar, todos los que formaban parte del proyecto se volvieron locos debido a las alucinaciones y a otros efectos provocados por The Marker. Él, resistente a su influencia, fue visto por los otros como un profeta que recibía el mensaje del sagrado artefacto directamente. Altman, sin embargo, buscó sabotear el proyecto, pero fue asesinado por los unitologistas. A medida que el tiempo pasó, su historia fue tergiversada y fue transformado en un mártir de la religión que él veía como una bola de fanáticos locos. Su imagen fue utilizada para convertir a millones de personas y esparcir sus creencias en las colonias humanas.

La unitología se vende a sí misma como una especie de movimiento New Age en el futuro. Su mensaje positivo de armonía social parece tener éxito en un siglo 26 en crisis espiritual y ambiental. Su simple concepto de harmonía, resonó en las vidas saturadas de tecnología de los humanos del futuro. Para el tiempo en que Dead Space se desarrolla, ésta es la religión que más rápido ha crecido en la historia.

Toda la religión está centrada en los Markers, poderosos artefactos capaz de alterar la conducta de quienes se aproximen y de producir los temibles criaturas conocidas como necromorfos a partir de cadáveres. El fin último de los artefactos es desconocido (bueno, si jugaron Dead Space 3 ya saben cuál es, pero vamos a fingir ignorancia para quienes no hayan disfrutado el juego). Los unitólogos, sin embargo, piensan que en la intrincada escritura que los cubre se encuentra la revelación del significado del origen y la vida del hombre.

Sombría, inexplicable y terriblemente poderosa, esta religión es el principal antagonista de la franquicia Dead Space y ocupa el primer lugar de esta lista por todo el esfuerzo que Visceral Games ha dedicado para crear una religión del futuro que sea creíble. Altman Be Praised!.. es decir... hasta pronto.

Fuente: levelup


...Un saludo Para Todos!...